No menu items!
More

    Cuando la tecnología nos da miedo

    *Conoce las cinco características imprescindibles de la IA

    El consumidor promedio en México “teme” a algunos avances tecnológicos como la Inteligencia Artificial, asegura Edgar Shwartz, Director de Solventium, quien asegura que de no enfrentar esta reticencia pueden generarse productos o empresas obsoletas, poco competitivas o muy caras con relación a sus pares que si adoptan los avances tecnológicos.

    Para el directivo “no es fácil para los líderes empresariales y sus clientes plantear de manera clara lo que les atemoriza de las nuevas soluciones y cómo será su experiencia con ella”, dice Schwartz.

    Sin embargo, aún en las economías desarrolladas existe desconfianza en el empleo de soluciones como la digitalización o la propia IA. “Por eso debe crearse valor para los clientes, para que asuman el cambio y no generarles desconfianza”, dice el director de Solventium.

    Para el director mexicano, el temor principal es el tener malas experiencias y el único antídoto contra ello es tener una IA responsable. Es decir, imparcial y justa, interpretable, robusta y segura, con una gobernanza adecuada y legal, ética y moral.

    El directivo de Solventium explica cada una de estas características:

    Imparcial y justa. La IA aprende de los datos, por lo que deben ser representativos del mundo real. Así, “las organizaciones deben ser capaces de identificar datos o sesgos algorítmicos para comprender qué influye en la decisión de un modelo”, dijo Scwartz.

    Interpretable. La IA ofrece poca información sobre cómo llega a sus resultados, porque muchos algoritmos están más allá de la comprensión humana. Entonces “las organizaciones deben crear sistemas de IA que sean explicables, transparentes y demostrables para que los usuarios humanos puedan comprender y confiar en las decisiones”, mencionó el directivo

    Robusta y segura. El mejor sistema de IA no puede operar indefinidamente. “La ciberseguridad continua es necesaria para detener los ataques y para supervisar el rendimiento”, aseguró el representante de Solventium.

    Gobernanza adecuada. Así como las empresas auditan las prácticas financieras y operativas, también deben poder auditar sus sistemas de IA. “Se requiere una rendición de cuentas en toda la empresa”, mencionó el experto.

    Legal, ética y moral. Las organizaciones deben usar la IA de una manera que se alinee con su misión y responsabilidad social, ser capaz de evaluar el impacto de la tecnología en los empleados y clientes, y operar dentro de los límites de la regulación, comentó el directivo.