No menu items!
More

    Neoliberales tenían bien “apergollados” a los ambientalistas; ni amparos, ni protestas: AMLO

    Neoliberales tenían bien “apergollados” a los ambientalistas. ¿y los amparos?; ¿y las protestas?; reprocha AMLO a los ambientalistas durante recorrido en lago de Texcoco; donde se iba a realizar la construcción del aeropuerto por los neoliberales durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. En ningún momento los las organizaciones ambientalistas  protestaron  y ni metieron amparos para frenar las obras  de “corrupción”.

    Y que ahora con el gobierno de la 4T; desde que se anunciaron los tres grandes proyectos; la Refinería en dos bocas; el aeropuerto de santa lucia y el tren Maya; inmediatamente se fueron duro con protestas y procedieron a meter amparos para frenar las obras que llevan un gran avance y por eso ante esa amenaza de que no se terminen las obras; el gobierno de la Republica tuvo que recurrir a otros medios legales y constitucionales para que se cumplan con los tiempos y se terminen las obras; como fueron proyectadas y se le cumpla al pueblo.

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    López Obrador recuerda durante un recorrido por el lago de Texcoco; que en el lugar se iba a destinar a la construcción de un aeropuerto; pero se considera que era un “proyecto fallido” porque es “una zona inapropiada” para tal propósito. Asimismo, argumenta qué así lo demuestran las inundaciones por las lluvias ocurridas en la zona, y tajante afirma: “Miren, los patos que no vieron los ambientalistas. Nunca protestaron cuando se iba a llevar a cabo esta construcción. No hubo amparos porque los tenían muy apergollados a todos”.

    Puede interesarte: “Culpables” ONGS de ultraderecha que quiten financiamiento a fundaciones altruistas

    Cabe destacar que según AMLO, Hay dos amparos contra el Tren Maya de “coyotes que quieren sacar raja. Aunque para  las ONGs son 25 amparos que tienen en proceso que buscan frenar el tren maya y acusan que el Decreto de AMLO permitiría que Ejército inicie últimos tramos del Tren Maya sin permisos ambientales y que por tanto los activistas temen que el acuerdo se utilice para revocar las suspensiones otorgadas por un juez.

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    Reiteramos que “El pasado 22 de noviembre fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el “ACUERDO por el que se instruye a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal a realizar las acciones que se indican, en relación con los proyectos y obras del Gobierno de México considerados de interés público y seguridad nacional, así como prioritarios y estratégicos para el desarrollo nacional”, en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador atribuye el carácter de interés público y de seguridad nacional a los proyectos de infraestructura del Gobierno Federal”.

    Indignación y otras ONGs condenan Decreto de AMLO

    Organizaciones civiles por su parte en respuesta firmaron un documento en protesta; tales como Indignación. Promoción y Defensa de Derechos Humanos A.C Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario AC; Artículo 19 México y Centroamérica; Alianza Mexicana vs Fracking; Alianza por la Libre Determinación y la Autonomía (ALDEA) ;Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio; Campaña global “El Istmo es nuestro “; Centro de Derechos Humanos, Miguel Agustín Pro Juárez Centro de Estudios Ecuménicos AC; Colectiva Ley Minera #CambiémoslaYa; Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA); entre otras.

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    Denunciando que Acuerdo presidencial viola derechos humanos al declarar de interés público y de seguridad nacional los proyectos y obras del Gobierno Federal.

    Te puede interesar también: Ambientalistas son mentirosos y aprovechados; tren maya trae beneficios no daños: AMLO

    Salvamos la flora y fauna de lago de Texcoco: AMLO

    Por tanto, el presidente “Les adelanto que van a ser 14.000 hectáreas de reserva ecológica para el disfrute de todos los habitantes del valle de México”.

    En caso de que los pobladores y los ejidatarios aprueben la consulta; el decreto para nombrar el lago de Texcoco área natural protegida podría publicarse el próximo 24 de febrero, que es el Día de la Bandera en México.

    El lago en cuestión recibe más de 250.000 aves migratorias que vienen desde Canadá y EE.UU. Además, el espacio natural alberga 678 especies, entre flora y fauna, de las cuales 107 son endémicas.

    María Luisa Albores González, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México; reitero que pese a que en la zona donde se construía el NAIM llegan más de 250 mil aves migratorias; los ambientalistas nunca interpusieron un amparo.

    López Obrador señaló que con las lluvias se inundó la zona donde se llevaba el proyecto aeroportuario del expresidente, Enrique Peña Nieto. Asimismo, señaló que pese a la situación de la zona donde se buscó construir el NAIM, no hubo amparos, “porque los tenían muy apergollados a todos”. Por lo que, el mandatario adelantó que se llevará a cabo una consulta con los pueblos para que la zona sea declarada Área Natural Protegida.

    Dos amparos contra Tren Maya en Campeche. Hay dos amparos contra el Tren Maya de “coyotes”.

    El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que actualmente hay únicamente dos amparos contra la construcción del Tren Maya, pero dijo que son de “coyotes que quieren sacar raja”. Desde Campeche, aseguró que la mayoría de los habitantes del sureste del país están a favor de este proyecto ya se habría levantado todo un movimiento contra el Tren Maya.

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    “Entonces si la gente de Tabasco, de Chiapas, de Campeche no quisiera el Tren Maya o no aprobara o no apoyara el tren, estos oportunistas que están en contra de la transformación tendrían muchas posibilidades para levantar un movimiento de inconformidad, nos lloverían los amparos, no los estoy invocando, afortunadamente nada más tenemos dos, porque no deja de haber sobre todo coyotes que quieren sacar raja, líderes nylon”, subrayó. Aunado a esto, aseguró que hay abogados “huizacheros” que engañan a la gente para que se opongan a los proyectos y así obtener dinero por parte del gobierno.

    Lee también: Indignación A.C; de extrema derecha, obsesionada contra AMLO y Tren Maya

    Opiniones encontradas por el Decreto; Tren Maya Va.

    Activistas denuncian que el acuerdo se utilice para revocar las suspensiones otorgadas por un juez. Actualmente hay 25 amparos en contra del Tren Maya.

    El decreto sobre obras prioritarias aprobado el 22 de noviembre por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tendría un efecto directo sobre las obras del Tren Maya, uno de sus proyectos estratégicos. En concreto, sobre los tramos 5, 6 y 7, que van desde Playa del Carmen, Quintana Roo, hasta Escárcega, Campeche. Con el nuevo acuerdo, Fonatur no tendrá que esperar a que se apruebe la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA); un requisito imprescindible para iniciar cualquier obra, ni esperar a ningún otro permiso: podría iniciar las obras con un margen de un año para recibir el aval definitivo. Estos últimos tramos del megaproyecto son los que están a cargo de la secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

    “No tiene nada que ver con transparencia”, dijo en conferencia López Obrador; quien aseguró el objetivo del acuerdo es “agilizar trámites”.

    Con el decreto, el presidente podría eludir procesos administrativos a los que obliga la ley e impedir la acción de amparos que puedan ralentizar las obras. Aunque en realidad, Fonatur no está respetando las suspensiones decretadas por jueces; según explica Miguel Anguas, abogado de Indignación, una ONG que tiene presentados varios amparos.

     

    Por ejemplo: un juez ordenó detener las obras en Yucatán tras un amparo de su colectivo, pero los trabajos continúan en los tramos 3 (carretera Campeche) y 4 (Izamal-Cancún).

    Con el decreto del lunes, Fonatur evitaría el trámite de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Según explica Daniel Basurto, presidente de la Academia Mexicana por el Impacto Ambiental, existen otros permisos como el uso del suelo o las concesiones para extraer agua, aunque la MIA es el más importante.

    La Semarnat debe evaluar si las medidas de mitigación propuestas detienen los impactos negativos sobre el medio ambiente, además de los estudios de mecánica de suelos, de topografía e hidrológicos. También determinar si se requiere expropiación, compra o adquisición de los predios y superficies requeridas para el establecimiento de la vía ferroviaria.

    En este proceso se abre un periodo de consulta en el que cualquier ciudadano puede acceder a la información y realizar sus propuestas. Al final del proceso, Medio Ambiente decide si el proyecto sigue adelante sin modificaciones, si debe hacer algún cambio o si se rechaza.

    Te puede interesar: Fundaciones Neoliberales como Indignación y Greenpeace, se oponen a proyectos de la nación

    Teniendo en cuenta que el Tren Maya es un proyecto estratégico de esta administración, las organizaciones que han seguido el proceso no contemplaban ni como hipótesis esta última opción.

    Según el nuevo decreto, Fonatur podrá presentar la solicitud para los permisos de los últimos tres tramos y la Semarnat deberá entregar un permiso provisional en 5 días. Si no responde, también se da por supuesto que tiene el visto bueno de la dependencia. Así que basta con presentar la solicitud para poder iniciar las obras.

    “Es un cheque en blanco, que no importe que no hayan hecho un estudio ambiental, ni evaluación ni nada”, se queja Anguas.

    En las MIAs de los primeros tramos, la Semarnat aceptó un resquicio empleado por Fonatur para justificar las obras. Convirtió la construcción de la vía en una “rehabilitación”, lo que le facilitó el permiso porque por esa zona transitaba el antiguo tren.

    Para Gustavo Alanis, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) el decreto también viola otras disposiciones como la consulta libre, previa e informada que regula el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como “planes de manejo y ordenamientos ecológicos del territorio”.

    Poner fin a los amparos es otro de los objetivos de la iniciativa del presidente Actualmente la megaobra tiene al menos 25 amparos en su contra, de los que al menos seis lograron suspensiones. En realidad, los promotores de la obra han ignorado algunos de los mandatos judiciales, así que el decreto no debería de afectar. No obstante, según explica la activista Carla Escoffié Duarte, esto podría ser aprovechado como “una causal para que se retiren las suspensiones, o que no se otorguen nuevas”.

    En este momento también existen amparos en curso contra la falta de transparencia de los anexos de la Manifestación de Impacto Ambiental; incluyendo el impacto a los cenotes en la Península de Yucatán; explicó la investigadora del Centro de Estudios de Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Yucatán.

    Neoliberales tenían bien “apergollados”

    Sin embargo, la obra aún no está concluida y los habitantes de los estados donde pasará el tren “aún no tienen claridad de cómo serían afectados y cuántos”.

    La idea de declarar los megaproyectos como asunto de “seguridad nacional” no es nueva. En 2019, López Obrador  ya propuso dar este tratamiento al aeropuerto Felipe Ángeles como mecanismo para evitar los amparos. Con este decreto, este mecanismo puede ser aplicado a todos las grandes obras de la administración.

    Es inconstitucional que, mediante una norma administrativa se genere una calificación anticipada sobre el carácter de seguridad nacional; y con ello se abra la posibilidad de reservar información relacionada con dichos proyectos.

    Lee también: Urge reforma legislativa al marco jurídico que regula fundaciones; violentan la ley y abusan de la pobreza

    Además, el Acuerdo resulta problemático y de grave preocupación; ya que da espacio a la opacidad y a la discrecionalidad en la gestión de obras y proyectos públicos; genera un régimen de excepción en la regulación de los proyectos de desarrollo en México.

    Neoliberales tenían bien “apergollados” a los ambientalistas: AMLO

    Podemos concluir que ante los embates de los Ambientalistas; no quedó de otra a la Presidencia de la República que buscar formas legales y constitucionales para que las obras se concreten en tiempo y formal.