No menu items!
More

    Periodista cercano a Cabeza de Vaca; pidió exámenes psiquiátricos y de orina a AMLO

     

    Gildo Garza Herrera comunicador Tamaulipeco desplazado y maneja cuentas de redes sociales de Situación de Riesgo (SDR), y es acusado de difamar a periodistas, defensores de Derechos Humanos y políticos adversarios a Cabeza de Vaca.

    Garza Herrera quien recibe un convenio económico mensual del gobierno de Tamaulipas, fue quien pidió exámenes psiquiátricos y de orina a AMLO dice no ser “opositor” pero acusa al gobierno de ser “opaco” y de “regalar dinero a ninis”

    Durante la conferencia matutina del 10 de octubre, el Presidente Andrés Manuel leyó un oficio en el cual se le exige la realización de una serie de exámenes toxicológicos, psiquiátricos, de orina y cardiovasculares entre otros, mismos a los que el mandatario accedió realizarse.

    En cuestión de horas, usuarios de las redes sociales dieron con el “ciudadano” que pidió dichos análisis, dando con se trata de Gildo Garza un comunicador y presidente de una asociación Mexicana de periodistas desplazados y agredidos.

    En un tuit, Garza aseguró no ser “opositor” del tabasqueño, pero si un “especialista en transparencia” que trabaja para dos medios digitales.

    Sin embargo la comunidad de redes no se mostró del todo positiva con las demandas de Garza, pues lo señalan de “buscar atención”, asunto que él mismo confirmó en algunos de los comentarios que le dejaron en su tuit.

    Gildo también fue señalado por uno de los muchos periodistas que recibieron en administraciones pasadas grandes cantidades de dinero por trabajar a favor del PRI en Tamaulipas.

    También salió a la luz sus antecedentes penales, el abandono de sus obligaciones a pensión alimenticia de sus hijos y una supuesta conversación con Paco García, jefe de comunicación social del gobernador Cabeza de Vaca, donde presuntamente le pagan 60 mil pesos mensuales.

    Los cuestionamientos no se detuvieron y le preguntaron al presunto priista porque no pidió los mismos exámenes a Calderón, quien se presumía era alcohólico desde habitó en Los Pinos.

    Otras de las cosas que llamaron la atención de los internautas son los tuits despectivos del sujeto, que aseguran, lo consideraban alguien más serio.

    “Hablar de la 4T les da de comer a varios, incluso a pseudoperiodistas”, criticaron fuertemente en redes al comunicador.

    Finalmente algunos usuarios de la popular red social encontraron tuits de Gildo con cuadros de Acción Nacional de Tamaulipas y con amenazas a comunicadores en el 2016.